miércoles, 13 de febrero de 2019

'Rock & roll. Oh, yeah!'



'El análisis' (lunes, 11 de febrero de 2019)
'Rock & roll. Oh, yeah!' 


Buenos días.

El pasado 3 de febrero se cumplieron 60 años del trágico accidente aéreo en el que fallecieron Ricardo Esteban Valenzuela Reyes, Jiles Perry “J. P.” Richardson Jr., Charles Hardin Holley y Roger Peterson. Este último era el piloto de la avioneta que se estrelló la noche del martes 3 de febrero de 1959 en Clear Lake, en el Estado norteamericano de Iowa. Pudiera ser que estos nombres no les fuesen familiares, pero si digo Ritchie Valens, The Big Bopper y Buddy Holly, seguramente sí que los identificarán con canciones como La Bamba, Chantilly Lance y That'll be the day.

En ese accidente murieron tres pioneros del rock and roll, tres figuras del rock 'n' roll, tres músicos y cantantes cuyas canciones seguimos cantando y bailando los amantes del genuino y auténtico rock & roll.

Rictchie Valens, que murió con tan solo 17 años, tuvo varios éxitos musicales: Come on, Let's go; Donna (canción dedicada a su novia, Donna Ludwing, y que cantó por primera vez en un teléfono público mientras hablaba, precisamente, con su novia) y la archiconocida La Bamba, una canción popular mexicana de son jarocho que Ritchie Valens transformó en una pieza de rock and roll.

Ritchie Valens.

The Big Bopper tenía 28 años cuando murió. Su principal éxito musical fue, sin duda, Chantilly Lace, que llegó a ser número 1 en 1958. Jerry Lee Lewis hizo una versión de esta canción en 1972 y consiguió que fuera número 1 durante tres semanas.


The Big Bopper.

Buddy Holly murió con 22 años. El sencillo That'll be the day, compuesto por una canción escrita por Holly y Jerry Allison y que el cantante interpretaba con su grupo The Crickets, fue su principal éxito y llegó al número uno tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido.


Buddy Holly.

El fatídico accidente aéreo, que se produjo durante la gira Winter Dance Party por el centro de los Estados Unidos, sería conocido años después como “El día en que murió la música”, gracias a la canción-homenaje American Pie (1971), de Don McLean. Waylon Jennings también mencionó en 1978 el accidente en su canción A Long Time Ago, que coescribió con Shel Silverstein. Aunque la primera canción que conmemoraría a los tres músicos fallecidos la noche del 3 de febrero de 1959 fue Three Stars, de Eddie Cochran, publicada ese mismo año.

Sin embargo, fue la película La Bamba, de 1987, la que llevó la historia de los tres músicos al mundo entero. Diez años antes ya había visto la luz otro filme en el que también aparecía el accidente aéreo de Clear Lake, bajo el título de The Buddy Holly Story. Pero fue la muy aplaudida participación de Los Lobos en la banda sonora de la película La Bamba la que consiguió que este último largometraje popularizara, más si cabe, la leyenda de Ritchie Valens, The Big Bopper y Buddy Holly. Desde aquí, vaya nuestra admiración, gratitud y mayor de los tributos a estos tres precursores del rok and roll.

Desde la capital del Somontano, ¡Feliz semana! Oh, yeah!



Ritchie Valens.



The Big Bopper.



Buddy Holly.



Los Lobos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario