lunes, 20 de enero de 2014

Queso Artesanal de La Litera

queso artesanal de la litera


Hoy vamos a hablar del Queso Artesanal de La Litera, que elabora Elena Uzcategui en la explotación de Ovinos Domingo, la cual tiene ganadería propia y es regentada por su esposo, Pedro Domingo. Elena y Pedro son vecinos de Altorricón-Altorricó (La Litera, Huesca) pero tienen ubicada la explotación ovina, donde también realizan la elaboración de los quesos, en la partida Fonsalada, en el término municipal de Alcampel-Alcampell.

El Queso Artesanal de La Litera, queso de oveja lacaune, se elabora principalmente con leche cruda (aunque también con leche pasteurizada). Elena Uzcategui prepara exclusivamente queso madurado, normalmente de dos meses. En la explotación Ovinos Domingo producen quesos frescos, curados y, sobre todo, semicurados. Estos quesos combinan muy bien con frutos secos, con fruta fresca y con confituras. Su sabor es desarrollado e intenso con un olor muy agradable y con una presentación muy elaborada.

Pedro Domingo
Pedro Domingo.




queso artesanal de la litera
Pedro Domingo durante una jornada en un Mercado ilerdense.






lunes, 13 de enero de 2014

Pinceladas Templarias (10), por Jesús Martínez

Templarios


El enemigo siete veces superior. El ataque en ala envolvente

Los templarios atacaban incluso cuando el enemigo era siete veces superior. Su bravura en el combate les valió la confianza de los reyes que confiaron a ellos sus tesoros. Las batallas más importantes de la Reconquista Española fueron ganadas por los templarios, como indiqué y, por poner los mismos ejemplos, la batalla de Las Navas de Tolosa (1212) o la toma de importantes ciudades como Valencia y Zaragoza (1118). Estos hechos se borraron de la memoria histórica por parte de la Iglesia y del poder en ejercicio, desde su disolución hasta nuestros días. Conviene recordar que Felipe IV el Hermoso de Francia era también rey de Navarra.

Fueron los inventores del "ala envolvente" (y de otras estrategias y técnicas militares), para atacar incluso cuando el enemigo era siete veces superior. Organizaban su ejército en varias filas. Atacaba la primera fila y se retiraba. El objetivo era cansar al enemigo. Atacaba la segunda fila y hacía lo mismo. Mientras la última fila, en el fragor del combate, se desplazaba alrededor del campo de batalla, formando, poco a poco un anillo alrededor. Lo mismo hacía la penúltima fila. Cuando estaba completado el cerco, los demás templarios se retiran definitivamente. Cuando los sarracenos exhaustos querían hacer lo mismo, se encontraban a su retaguardia el anillo que les impediría la retirada y eran vencidos fácilmente.

El desastre templario. Acre

Los cruzados habían tomado Jerusalén. La habían perdido varias veces frente al temible Saladino. En esta ocasión, fueron derrotados en la batalla de Acre (cerca de su posesión en San Juan de Acre). Ocurrió sobre el año 1191.

Saladino, con un inmenso ejército reforzado con diversos aliados, venció a los cruzados cristianos. Perdonó a los supervivientes y les permitió regresar a Francia en sus naves.

Algunos historiadores señalan que los Templarios fueron traicionados por la Orden de San Juan (Sanjuanistas); orden que más tarde se llamaría Orden de Malta. Dicen estos historiadores que huyeron y dejaron solos a los Templarios.

Autor: Jesús Martínez


Pinceladas Templarias (1), por Jesús Martínez  

viernes, 3 de enero de 2014

“El Príncipe”, de Niccolò Machiavelli (Parte VI)

Maquiavel

En este libro hay que destacar los principios poco éticos que el autor utiliza al aconsejar al príncipe en materia de gobierno. La dureza y la crueldad (no para Maquiavelo) podría semejarse hoy a la utilizada en un Estado totalitario (de hecho, la Señoría florentina lo era). Tampoco debemos olvidar la situación político-económica de la Europa del siglo XVI en la que vive Maquiavelo. Cabe resaltar la sinceridad con la que el autor se expresa en las páginas de esta obra, muchas de ellas caracterizadas por la dureza y las atrocidades (ante nuestros ojos) con las que Maquiavelo aconseja al príncipe, es decir, al gobernante. El rencor, la venganza, el egoísmo, la implacable “justicia”… son características que debe tener un buen gobernante según Maquiavelo, si bien es cierto que este último avisa del peligro de la soberbia y de la prepotencia de un príncipe respecto a sus oponentes y súbditos así como respecto a su pueblo.

Maquiavelo deja toda una doctrina política caracterizada por la preminencia de la razón de Estado sobre cualquier otra de carácter moral. En este sentido debemos entender los postulados antimorales a los que el autor de El príncipe recurre frecuentemente a favor del Estado y de sus gobernantes. Nicolás Maquiavelo también se muestra muy duro contra los malos gobernantes, a los que acusa de arruinar países. El único mal gobernanTe (ya sea por falta de inteligencia, capacidad o por cualquier otra razón) que Machiavelli salva de la quema es aquel que deja que otro “gobierne desde la sombra”.

Es fascinante la claridad con la que Maquiavelo ve su realidad y política contemporáneas, así como también las pasadas. Además, no satisfaciéndose con ello, es capaz de prever los futuros comportamientos políticos y sociales así como la realidad venidera. Maquiavelo representaría hoy el asesor político más deseado. Sus conocimientos, como también su discreción en la política mandataria, serían hoy muy bien recibidos por los políticos. Nicolás Maquiavelo es, sin duda, el primer teorizador de las ciencias políticas o, al menos, el primero lo suficientemente dedicado a ello con gran trascendencia. Es un antecedente de lo que posteriormente serán los politólogos y, más tarde, los asesores y los spin doctors. En Il principe existe una gran claridad explicativa en torno a las ideas político-sociales de Maquiavelli. Antepone el bien y el porvenir del Estado a toda circunstancia y a toda individualidad, inclusive por delante de todo gobernante. Sin duda alguna, la trayectoria personal de Maquiavelo en la cancillería y embajada florentinas ayudaron en alto grado a la reordenación de ideas y a la realización de esta obra que, por otro lado, fue impactante en el siglo XVI. Hasta ese momento, nadie había enunciado las cuestiones políticas con la claridad y contundencia con las que lo hizo Maquiavelo. En esta obra confluyen el Maquiavelo escritor, artista e historiador.