lunes, 24 de junio de 2019

Promesas, juramentos 'y otras pamplinas'



'El análisis' (lunes 24 de junio de 2019)
'Promesas, juramentos 'y otras pamplinas' 

Cope Alto Aragón (Cope Barbastro) 106.9 FM

Buenos días.

El pasado 15 de junio se constituyeron los Ayuntamientos de toda España. Para ello, todos los concejales electos tuvieron que jurar o prometer su cargo, de acuerdo al artículo 1 del Real Decreto 707/1979, de 5 de abril, por el que se determina la fórmula de juramento o promesa para la toma de posesión de cargos o funciones públicas. Una fórmula concisa y básica que dice: “Juro (o prometo) por mi conciencia y honor, cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Concejal del Ayuntamiento de XXXXX, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”. Como ven, una fórmula sencilla y breve. Yo no sé cómo jurarán o prometerán el cargo en otros países pero, en España y, a pesar de esta pauta, hemos asistido en los últimos días a un sinfín de juras de lo más variopintas y horteras. También se han jurado o prometido las presidencias de las Cortes y Juntas autonómicas y para tomar las actas de eurodiputados y, sin remedio alguno, la cosa se ha repetido. Repasemos algunas de ellas.

En las Cortes de Aragón hemos tenido quienes han prometido su cargo, entre otras fórmulas, prometiendo “por todas mis hermanas”; “por Aragón”; jurando “por España” o prometiendo “sin renunciar a mis valores republicanos y por imperativo legal” o “para seguir defendiendo los derechos y las libertades”.

En Cataluña hay quien ha jurado “por las constituciones catalanas vigentes el 11 de septiembre de 1714”. En Albacete una concejala prometía destacando “mi sentimiento y pensamiento más republicano” mientras que otra juraba “por Dios y por España”. En Getafe una concejala iniciaba su promesa “como ciudadana partidaria de que España sea una república laica, solidaria y feminista”.

Y con respecto a la toma de actas de los eurodiputados hay algunos que han prometido o jurado su cargo por “la república”; “por el derecho a la autodeterminación”; “por imperativo legal”; “por la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados”; “por la lucha feminista” o “para trabajar por las clases populares”. La lista de las fórmulas que han empleado sus señorías sería infinita, pero creo que hemos hecho un buen resumen de ellas. Lo curiosos es que, entre tal multitud variopinta de promesas, nadie haya usado la archiconocida fórmula de: “¡Te lo juro por Snoopy!”.

Desde la capital del Somontano, ¡Feliz semana!



Vuelve 'El análisis', en Cope Alto Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario