lunes, 23 de septiembre de 2019

Aparquemos



'El análisis' (lunes, 23 de septiembre de 2019)
'Aparquemos'

Cope Alto Aragón (Cope Barbastro) 106.9 FM


Buenos días:

Desde el pasado 15 de septiembre los examinandos del carnet de conducir de coche pueden emplear en la prueba determinados sistemas de ayuda a la conducción que llevan integrados algunos vehículos como la cámara de visión trasera o los sensores de aparcamiento.

A pesar de que los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) serán obligatorios en la Unión Europea (UE) a partir de 2022, se me plantean algunas dudas ante la decisión tomada por la Dirección General de Tráfico (DGT). Y es que está claro que tenemos que aprovechar y ayudarnos de la tecnología pero, no por ello, debemos olvidar normas básicas de la conducción.

Estacionar ayudándonos de la cámara de visión trasera y de los sensores de aparcamiento está muy bien pero, ¿qué pasará si un día, ya con nuestro carnet de conducir en vigencia, detectamos que fallan los sensores de aparcamiento de nuestro vehículo? ¿Sabremos estacionar, tendremos una mayor dificultad en ello o, directamente, aparcaremos de oído? ¿Y si se estropea la cámara trasera de nuestro turismo?
Permítanme las analogías pero, bajo mi punto de vista, es como examinarnos de Geografía con la ayuda de un GPS o demostrar nuestra buena caligrafía escribiendo con un teclado de ordenador.

Repito que toda tecnología es bienvenida y, más si cabe, cuando esta nos asiste y puede ayudarnos a evitar percances y/o accidentes. Pero por esa misma razón, hemos de estar preparados para posibles eventualidades que se puedan producir. En el caso que nos ocupa, los llamados sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) son algo fabuloso de lo que ya disponen muchos vehículos, pero eso no quita para que un buen conductor deba tener la mejor preparación y pericia y que, en caso de que fallen algunos de estos sistemas, pueda desarrollar la labor de la conducción de la manera más competente posible.

Otros de los sistemas avanzados de asistencia al conductor, curiosamente conocidos todos ellos como ADAS, permitidos ya en los exámenes de conducción son las cámaras de 360º o la activación automática del alumbrado y limpiaparabrisas.

Espero que la DGT no tome ejemplo de nuestro cambiante Sistema Educativo, que varía según sople el viento y que nos está llevando a un anodino aprendizaje y conocimiento.

Por cierto, no olvidemos que, en la actualidad, se puede dar perfectamente la circunstancia de que una persona se examine del carnet de conducir usando los sistemas de ayuda referidos y que, paradójicamente, el coche que vaya a conducir posteriormente en su vida privada no disponga de dichos elementos.

Desde la capital del Somontano, ¡Feliz semana!



Vuelve 'El análisis', en Cope Alto Aragón  

No hay comentarios:

Publicar un comentario