lunes, 22 de julio de 2019

Estulticia ‘selfiera’



'El análisis' (lunes, 22 de julio de 2019)
'Estulticia 'selfiera''

Cope Alto Aragón (Cope Barbastro) 106.9 FM


Buenos días:

De todos es sabido cuánto de infinita puede llegar a tener la estulticia humana. Aun así, me sigo sorprendiendo de las necedades que es capaz de perpetrar el ser humano.

Hace unos días tuvimos noticias de la detención y expulsión de por vida de Egipto de un turista estadounidense que se fotografió con el culo al aire en las pirámides de Guiza. El visitante mostró su trasero en las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, a las afueras de El Cairo. Por si fuera poco, el turista norteamericano no llevaba el pasaporte en el momento de su detención. Tanto él como su acompañante han tenido que pagar una multa de 266 euros cada uno. Y yo me pregunto, ¿qué necesidad tenía este hombre de retratarse con las posaderas al aire en una de las siete maravillas del mundo?
Fotografiarse de un modo divertido es tan antiguo como el propio arte de retratar. Pero hacer el idiota, en su más literal sentido de la palabra, y caer en el indecoro y en la ordinariez es algo que se ha puesto de moda en los últimos años. Parece que lo del selfi, selfie, autorretrato o autofoto ha hecho mella en nuestra especie. Hay quien hasta se juega la vida y, desgraciadamente en muchos casos incluso la ha perdido, por hacerse un selfi con el que conseguir muchos likes o me gustas, algo cuya finalidad todavía no llego a entender, más allá de la autosatisfacción de nuestro propio ego.  

El turismo, el viajar, el inmortalizar momentos o paisajes es mucho más que un autorretrato o que una serie de fotografías curiosas. Llámenme romántico o aventurero, pero lo cierto es que el descubrir nuevas culturas y costumbres diferentes es la magia que yo encuentro en los viajes. Relacionarse con la gente del lugar al que viajas y conversar con personas de muy diversa procedencia es algo tan enriquecedor que no necesita de actitudes estrambóticas y, mucho menos, de recrearse en ellas a través de una imagen digital. Las fotografías que todos, o casi todos, hacemos durante nuestras vacaciones y/o durante nuestros viajes son algo que trasciende a los perecederos likes. Ya sea en álbumes de fotos en papel o digitales –yo soy de los primeros-, es un placer poder rememorar aquellos momentos especiales a través de unas imágenes que nos harán volver a vibrar, emocionarnos o sonreírnos tiempo después.

Desde la capital del Somontano, ¡Feliz semana!



Vuelve 'El análisis', en Cope Alto Aragón  

2 comentarios:

  1. Hola Héctor,
    ... y este hombre imagino que no tendrá ningún escrúpulo en enseñar su álbum de viajes a sus amigos y conocidos, de eso estoy seguro. Espero que también le confiscaran la fotografía de su trasero. ¡Ja, ja, ja!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco:
      Pues yo espero que tenga un poco de decoro, al menos por sus amigos.
      Un abrazo.

      Eliminar