lunes, 8 de abril de 2019

Pedir perdón a las comunidades indígenas, sí; pedirles perdón a ustedes, no

Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos de México.



'El análisis' (lunes, 8 de abril de 2019)
'Pedir perdón a las comunidades indígenas, sí; pedirles perdón a ustedes, no

Cope Alto Aragón (Cope Barbastro) 106.9 FM

Buenos días.

El presidente de México (Méjico), Andrés Manuel López Obrador, desveló el pasado 25 de marzo que había enviado una carta al Rey de España, Felipe VI, y al Papa Francisco “para que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos”. A lo largo de los días siguientes, López Obrador siguió insistiendo en que España debe pedir perdón por la conquista del actual México.

El mandatario aseguró que también él pedirá perdón en nombre del Estado mexicano (mejicano). Eso sí, el 21 de septiembre de 2021. No sé por qué esperar tanto, señor López Obrador, porque usted y su Estado son los que más perdón deberían pedir a los indígenas del actual México, puesto que son ustedes los descendientes de aquellos españoles que hace 500 años llegaron allí. En España no estamos los vástagos de los conquistadores, puesto que nuestros ancestros no viajaron al Nuevo Mundo. Son sus antepasados los que conquistaron y se quedaron en América aunque, a pesar de la leyenda negra y, a diferencia de los británicos, esos españoles se mezclaron con los indígenas en matrimonios mixtos, como se puede comprobar en la mayor parte de los países de Hispanoamérica.


Además, los bisabuelos maternos de Andrés Manuel López Obrador eran de Santander, incluso su abuelo materno. Y su bisabuelo paterno era asturiano. Así que, ¿qué película nos está contando el presidente de los Estados Unidos Mexicanos? El 21 de septiembre de 2021 es la fecha en la que, supuestamente, el Gobierno de López Obrador quiere hacer acto de contrición con los pueblos indígenas. Esa fecha coincidirá con el bicentenario de la independencia de México, que fue liderada por los criollos de la Nueva España, es decir, por los nacidos en el territorio mexicano pero de ascendencia totalmente española. La mayor parte de los criollos marginaron sistemáticamente a los indígenas. De hecho, en la actualidad, los pueblos autóctonos de México siguen padeciendo una gran marginación. Uno de los casos más sangrantes se da en Oaxaca, donde el 58% de la población es indígena. El Gobierno de López Obrador debiera de dedicar sus esfuerzos a corregir estas injusticias del presente que se siguen dando en su país. Es más, quizá debiera de anular el Estado mexicano y reconocer a los pueblos autóctonos del territorio. Bettina Cruz, miembro del Concejo Indígena de Gobierno, ha asegurado que la conquista española fue "una gran violación de los derechos humanos" pero que los pueblos indígenas siguen sufriendo abusos por parte del Estado mexicano. Además, ha pedido a López Obrador que "en lugar de pedir disculpas a un rey debe respetar la autodeterminación de los pueblos indígenas”. 

Llegados a este punto solo me queda expresar mi pesar por lo que sucedió hace 500 años en América y abogar por una petición de perdón a los pueblos originarios del continente americano, pero no a la sociedad surgida de la mezcla natural de dos mundos que entraron en contacto a partir de 1492 y, cuyos dirigentes, no han conseguido acabar con la discriminación que siguen sufriendo las comunidades indígenas, con las que verdaderamente tenemos que reconciliarnos todos y de quienes realmente tenemos que desear y esperar su perdón.

Desde la capital del Somontano, ¡Feliz semana!  


No hay comentarios:

Publicar un comentario